Home > Blog > Cómo realizar un estudio de mercado
¿Necesitas más información?

Cómo realizar un estudio de mercado

Cómo realizar un estudio de mercado

Aunque a priori puede parecer algo sin importancia, es la base de todo negocio. Así que... ¡Vence la pereza y ponte en marcha!

Un estudio de mercado exhaustivo sobre el sector en el que te quieras instalar minimizará riesgos y permitirá mantener una visión real de las posibles ganancias, la competencia, los clientes o los proveedores.

Que tú sepas, ¿cuántos emprendedores se han estrellado por no investigar el mercado con precisión? ¿Cuántas empresas han quebrado por no saber analizar y adaptar las necesidades de los clientes? No queremos que esto te ocurra a ti, por ello, realiza nuestros consejos y ¡cumple tus sueños!

  1. Investiga e infórmate de cada detalle, es decir, ¡pregunta, pregunta y pregunta! Aparca la vergüenza y analiza con profundidad el mercado. Con esto no nos referimos a que busques en Google la competencia, hagas un DAFO y fin de la historia. ¡Muévete! Visita físicamente la competencia, los proveedores, documéntate en la Cámara de Comercio de tu respectiva ciudad, visita la Delegación de Gobierno de tu Comunidad para informarte de subvenciones, asiste a charlas relacionadas con el sector, comienza a testar tu mismo los productos o servicios que quieres vender, etc.

  2. Pasa a la acción. Plantea la idea, escríbela y revísala con un experto o asesor de empresas. Examina todas las condiciones impuestas por los fabricantes, proveedores y contrato de autónomos. Intenta abaratar los costes de local, opta por un centro coworking que te permita disfrutar de unas instalaciones completas (wifi, recepción de llamadas, sala de reuniones y puesto de trabajo propio).

  3. Define los objetivos. Todo plan de negocio tiene que tener concretadas unas metas. ¿Vender un tanto % de productos? ¿Conseguir dos clientes al mes? ¿Realizar una obra al mes? ¿Ganar x euros al año?

  4. Define tu público objetivo. Es un gran error decir que nuestro target es ¡todo el mundo! Debemos segmentar ya sea por sexo, edad, ciudad, país, idioma o intereses. Céntrate en prestar soluciones a un determinado público, es mejor no pecar de avaricia y satisfacer aunque sea a un sector reducido. Si nuestro negocio consiste en, por ejemplo, vender ordenadores, podemos segmentar nuestro público por mujeres y hombres aficionados a la tecnología con edades comprendidas entre 25 y 50 años, ya que difícilmente un joven estudiante de 20 años podrá comprarse un ordenador o un señor de 60 años tendrá ganas de adentrarse en el mundo de la informática.

¿Necesitas más información?